Da igual si hablamos de emprendimiento en un nuevo negocio, de emprendimiento en un nuevo proyecto dentro de la empresa en la que trabajas, de emprendimiento en un proyecto de crecimiento personal, o un proyecto social…….. ¿qué hace que unas personas alcancen el éxito en sus proyectos y otras no? ¿Cuál es la diferencia que marca la diferencia?

Pues bien, la diferencia está en la creencia que tengamos en nosotros mismos. Según lo que creamos vamos a sentirnos de una manera o de otra, y en base a las emociones que sintamos nos comportaremos de maneras diferentes y realicemos unas acciones u otras. Estas acciones son las que nos llevarán a alcanzar o no el éxito en nuestros proyectos. Y todo esto teniendo siempre en mente que el concepto que cada uno tengamos del éxito es diferente. Nada tiene que ver el concepto de éxito para Nelson Mandela que para Donald Trump, para la Madre Teresa de Calcuta que para Alcapone.

Si creemos y confiamos firmemente en nuestros proyectos y tenemos la convicción de que lo vamos a conseguir, vamos a estar ilusionados, positivos, inspirados, decididos. Esto nos va a llevar a estar activos, definir con detalle nuestro objetivo, buscar información de como arrancar, analizar la situación, ver que impedimentos podemos encontrar en el camino y como solventarlos y pasar a la acción. Conforme más avancemos y más nos vayamos acercando a nuestro objetivo, nos motivaremos más y realizaremos nuevas acciones que nos aproximen más y más hasta alcanzarlo.

¿Qué pasa en cambio si no creemos firmemente en nuestro proyecto y/o en nuestra capacidad de lograrlo? Con esta creencia nos sentiremos temerosos, ansiosos, intranquilos con un cierto grado de miedo y una gran incertidumbre. Definiremos vagamente nuestro objetivo, no sabremos bien cómo actuar, nosotros mismos nos cerraremos muchas puertas, más bien ni si quiera intentaremos abrirlas. ¿Te resuenan frases como…… “total, si me van a decir que no”…. “para que voy a perder el tiempo en esto si no va a salir”…. Nuestro diálogo interno nos boicotea, no nos ayudará. Cada vez veremos más lejos nuestro proyecto, será inalcanzable y abandonaremos.

Así que como dice Henry Ford “Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto”.

Con el coaching identificarás cuáles son esas creencias limitantes que te impiden alcanzar tus metas y lograrás cambiarlas, buscando esas aptitudes innatas o adquiridas que te llevarán allá donde te propongas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies